Interno: el restaurante de reclusas que copa sus reservas en una cárcel de Colombia

La cárcel de San Diego de Colombia en diciembre pasado abrió las puertas al público a este restaurante único, en el que las reclusas cocinan y atienden a los comensales. ¿El fin de este proyecto? Lograr la resocialización entre mujeres presas y la sociedad…

Por Macarena Fernández

La mayoría de las mujeres que van a la cárcel en Colombia (y en la mayoría de los países de Latinoamérica) se debe a delitos relacionados con tráfico de drogas. Más de 3.000 mujeres colombianas, en su mayoría, madres solteras y jefas de hogar, quienes por falta de recursos para mantener a sus hijos, optan por arriesgarse vendiendo narcóticos ilícitos. Así, la falta de recursos, de educación y de oportunidades, pone a miles de familias entre la espada y la pared; y a veces la única salida rápida que ven es la de inmiscuirse en el tráfico de drogas, arriesgando su libertad una y otra vez, ya que la reincidencia en estos casos es altísima.

¿Qué hacer para impedir que más mujeres opten por este camino? ¿Cómo ayudarlas a dejar el tráfico de drogas, incentivándolas a buscar un trabajo estable para mantener y sacar adelante a sus hijos? ¿Cómo cerrar con llaves la puerta de la reincidencia? La fundación Teatro Interno, creada el año 2013 en Colombia, desarrolló un proyecto social que busca resolver todo esto, bajo el lema “un camino hacia la reconciliación y resocialización”.

En diciembre pasado, en plena cárcel ubicada en San Diego, el corazón de Cartagena de Indias; abrió sus puertas el primer restaurante ubicado dentro de un recinto penal de América, atendido por las mismas reclusas. Se llama Restaurante Interno y es administrado y atendido por 30 mujeres privadas de libertad. Uno de sus fines es generar reconciliación entre la población carcelaria y la civil por medio de la gastronomía, y desde su apertura, se ha transformado en un verdadero éxito, recibiendo a diario a más de 100 comensales.

Una segunda oportunidad

La fundación Teatro Interno entró a la penitenciaría para cambiar la vida de las mujeres presas y para ponerles a su disposición lo que las reclusas consideran lo más preciado: una segunda oportunidad de reinventarse y de demostrarle a la sociedad y a sus familias que pueden salir adelante y planear un futuro esperanzador una vez que consigan la libertad.

Con clases de panadería, cocina, servicio al cliente, creación de empresas, educación financiera, etiqueta, protocolo, huerta productiva, entre otras materias, impartidas por renombrados chefs nacionales y voluntarios de la fundación; las 180 internas de la Cárcel Distrital de Mujeres de San Diego, se prepararon durante meses para abrir al público el Restaurante Interno, para interactuar con la sociedad a pesar de estar en prisión, para recibir herramientas y un ingreso económico para ayudar a sus familias. Además, por cada día trabajado, las reclusas consiguen la rebaja de un día en su condena.

“El objetivo de este proyecto es mejorar la calidad de vida de la población carcelaria y sobretodo darle herramientas a cada una de estas mujeres para que cuando salgan en libertad puedan integrarse a la sociedad civil dignamente, y logremos de esta forma acabar el ciclo de reincidencia”, señala Johana Bahamón, actriz y directora de Teatro Interno. Por su parte, Karen Paternina, una de las reclusas que trabaja como ayudante de cocina en Interno, cuenta que “es un proyecto que nos va a ayudar mucho a salir adelante, a sacar adelante a nuestras familias, y que no nos vean los demás, en un futuro, como un peligro, sino como unas personas que tienen una nueva oportunidad”.

Además, parte del dinero recaudado en el restorán, se invierte para mejorar las condiciones de vida de las reclusas dentro de la cárcel, ya que, como la mayoría de las prisiones de América, el hacinamiento es alto: un 50% en las cárceles de Colombia, y un 150% en la de San Diego.

Luz Adriana Díaz, entrenadora de las internas y administradora de Interno, señala que “el proyecto las despertó de ese sueño físico y mental, que era después del desayuno, salir al patio, lavar su ropa, tal vez fumar y volverse a dormir, para más tarde, comer y dormir de nuevo. No sólo son ahora mujeres productivas que aplican sus conocimientos, sino que la violencia dentro de la cárcel ha disminuido en un 50%”.

El restaurante a puertas abiertas

Interno, como les contamos al principio, contó con el apoyo de reconocidos chefs nacionales: Harry Sazón, Koldo Miranda (ganador de una estrella Michelin), Guillo Vives, Fernando Bernal, Juan Felipe Camancho, entre otros. Ellos prepararon y enseñaron los tres deliciosos menús que cuestan cerca de 30 dólares y que rescatan el sabor típico de Colombia:

Entradas:

  • – Ceviche de corvina con tabule andino de quinoa
  • – Carimañolas (pasteles de yuca frita rellenos de carne o queso)
  • – Encocado de camarón con tubérculos locales

Platos fuertes:

  • – Posta cartagenera con arroz con coco
  • – Pesca del día a la plancha con ceviche de mango y vegetales de la huerta
  • – Berenjenas a la parmesana (opción vegetariana)

Postres:

  • – Cremoso de zapote con bolas de tamarindo
  • – Lulada de arroz con leche
  • – Jardín de cocadas de guayaba y maracuyá

Además, el menú incluye jugos naturales o una copa de vino y cuenta con un menú de tragos que se pagan aparte.

Así, todas las noches, Interno abre sus puertas al público que es recibido por estas 30 internas seleccionadas para atender por su baja peligrosidad, quienes los reciben maquilladas, peinadas y vestidas con uniforme negro con el logo del restaurante y con unos llamativos cintillos fucsias en sus cabezas.  Desde su apertura, en diciembre pasado, las reservas para 100 comensales se copan a diario.Ha sido tal el éxito, que ya se está hablando de extender su horario de atención a todo el día. Y de crear un nuevo restaurante que se llame Externo, para que las mujeres puedan seguir trabajando una vez que recuperen su libertad.

Fuentes e imágenes: El definido – AlDia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s