Extraño caso de raquitismo detectado en un esqueleto humano del periodo Neolítico

Se ha detectado raquitismo en un esqueleto humano del Neolítico procedente de la isla escocesa de Tiree, lo que le convierte en el caso más antiguo conocido de esta enfermedad en el Reino Unido…

Foto del esqueleto de Tiree tomada in situ, durante la excavación original de 1912. (Foto: The Hunterian)
Foto del esqueleto de Tiree tomada in situ, durante la excavación original de 1912. (Foto: The Hunterian)

Es particularmente sorprendente porque la enfermedad (causada por una deficiencia de vitamina D debido a una falta de luz solar) está asociada más habitualmente con los suburbios de la Gran Bretaña victoriana que con las comunidades rurales o agrícolas, como las que existían en la Escocia neolítica. La propia naturaleza de la sepultura, extremadamente simple en vez de ser una tumba con cámara mortuoria, ha suscitado preguntas sobre cómo la mujer, físicamente deformada por la enfermedad, pudo haber sido tratada por su comunidad.

El esqueleto fue descubierto junto con al menos otras tres sepulturas durante una excavación hecha por aficionados en 1912. Solo uno de los esqueletos fue extraído de la isla y forma ahora parte de la colección Hunteriana (llamada así por su impulsor William Hunter) en la Universidad de Glasgow, aunque hay fotografías de los otros. Siempre se asumió que el esqueleto databa del mismo período que un asentamiento cercano de la Edad del Hierro. Sin embargo, dataciones recientes por radiocarbono hechas por un equipo de las universidades de Bradford y Durham mostraron que el esqueleto era en realidad muy anterior, de entre el 3340 y el 3090 a.C., situándolo firmemente en el período Neolítico.

El esqueleto pertenece a una mujer, con una edad comprendida entre los 25 y los 30 años, que midió entre 145 y 150 centímetros, lo cual es poco incluso para los estándares neolíticos. Los huesos muestran una serie de deformidades causadas por el raquitismo, en particular en el esternón, las costillas, los brazos y las piernas. Ello habría dejado a la mujer con un tórax deformado de una manera conocida popularmente como “pecho de paloma”, y con extremidades deformadas, todo ello característico de la enfermedad.

Los análisis de las capas de dentina depositadas en los dientes de la mujer durante su infancia permitieron al equipo averiguar detalles de su historia, particularmente de su dieta, entre las edades de 3 y 14 años. Los cambiantes niveles de isótopos de carbono y nitrógeno muestran que debió haber sufrido estrés fisiológico, posiblemente desnutrición o mala salud, entre los 4 y los 14 años de edad.

El caso más antiguo de raquitismo en Gran Bretaña hasta ahora databa del período romano, pero este descubrimiento lo hace retroceder en más de 3.000 años. Y además resulta muy inusual en su contexto.

La deficiencia por vitamina D no debería ser un problema para nadie expuesto a un estilo de vida rural y al aire libre, así que deben haber existido circunstancias particulares que restringieron el acceso de esta mujer a la luz solar durante su niñez. Es muy probable que llevara un vestido que cubriera de manera extrema su cuerpo, o que permaneciera constantemente en interiores. Si esto sucedió porque tenía un papel religioso, sufría una enfermedad o era una esclava doméstica, probablemente no lo sabremos nunca, tal como razona Ian Armit, del equipo de investigación y profesor en la Universidad de Bradford en el Reino Unido.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s