La cerveza como sustento de la vida monástica

El fenómeno de la fermentación siempre fue concebido como un acto procedente de las divinidades con fuerte carácter mágico. Así fue como la cerveza fue concebida como bebida sagrada y placiente a los dioses. “Si Cristo tomó algo en la última cena fue cerveza, y que fue cerveza la que tomaron los invitados a las bodas de Caná… ”

curas-cerveza3

En las primeras traducciones de la biblia los antiguos griegos trataron de hacer desaparecer todo vestigio de la existencia de la cerveza sustituyéndola por el vino, bebida que consideraban mucho más adecuada a la figura de Jesús. La civilización descrita en los tiempos bíblicos se nos presenta como una cultura apegada al consumo de vino. Resulta interesante anotar que Jesús nació dentro de una cultura eminentemente cervecera, la bebida de uso común en tierra santa era la cerveza y la bebida de mayor intercambio comercial entre Egipto y las diferentes regiones circundantes era precisamente la cerveza.

Los antiguos griegos además de considerar que la cerveza era inapropiada para un líder tan importante como Jesús, esparcieron la creencia de que era la causa directa de la propagación de la lepra, sin embargo eso afectó poco el interés de los antiguos mediterráneos. El cristianismo cuenta con un buen número de santos que se asocian con la cerveza y el consumo de la misma. Antiguas historias europeas nos platican historias de santos que usaban la cerveza con diferentes fines, como por ejemplo Santa Brígida que dicen bañaba a los leprosos con cerveza para curarlos.

A medida que el cristianismo se esparcía por Europa y después por el mundo entero, la cerveza era utilizada frecuentemente en las misas durante la consagración como sustituto del vino. Alrededor del año 690 el Papa Gregorio I cambió la fecha del nacimiento de Cristo al 25 de diciembre por sugerencia de los misioneros que intentaban evangelizar a las tribus germánicas, que en esa fecha celebraban el solsticio de invierno y a quienes se convertían al cristianismo regalándoles cerveza.

En el nuevo mundo los españoles -cristianos a ultranza- se encargaron de establecer cervecerías en los diferentes países que conquistaban. Recordemos que la primera cervecería de América fue establecida en la ciudad de México en el año de 1540, apenas unos años después de la caída de la gran Tenochtitlan. La fusión de culturas que brutalmente fue sustituyendo las religiones locales por el cristianismo dio lugar a que los misioneros, en su intento por evangelizar a los autóctonos, solían sustituir al vino por cerveza en sus pláticas con las tribus locales. Se han descubierto en Lima y Cuzo, en Perú, pinturas de la última cena elaboradas en el siglo XVII donde se muestra a Jesús ofreciendo a sus discípulos no pan y vino, sino Chicha (la cerveza local de los indígenas) y Cuy (puerco rostizado). Este tipo de pinturas reflejan los esfuerzos de los evangelizadores de crear lazos mediante la utilización de elementos que resultaran familiares a los habitantes de la región.

Cerveza Trapense con denominación de origen

La cerveza belga data de la era de las cruzadas, mucho antes de que Bélgica se convirtiese en un país independiente. Bajo el permiso de la iglesia católica, abadías francesas y flamencas elaboraban y distribuían cerveza para recaudar fondos. En Bélgica solo quedan seis monasterios que cumplen con los requisitos de la International Trappist Association para denominar su cerveza como “Authentic trappist product”.

Los monasterios trapenses que aún elaboran cerveza en Bélgica fueron ocupados en el siglo XVIII principalmente por monjes huyendo de la Revolución Francesa, algunos siendo destruidos por la misma, o después, por las Guerras Mundiales. Sin embargo, la primera cervecería trapista en Bélgica no empezó sus operaciones hasta 1836, casi 50 años mas tarde de la Revolución Francesa. Esa cerveza se reservaba exclusivamente para los monjes y se conocía como “oscura y dulce”, siendo en 1861 la primera vez que se comercializó. Para que una cerveza pueda ser calificada de “trapense”, debe de responder a una serie de criterios estrictos:

  • La cerveza tiene que estar elaborada dentro de las paredes de una Abadía trapense, por los monjes trapenses o bajo su control.
  • La cervecería debe depender del monasterio y la cultura de empresa debe inscribirse en el proyecto monástico.
  • Generar beneficios no es el objetivo de la cervecería. Una parte de los beneficios se destina a la subsistencia de los monjes y al mantenimiento de la Abadía; el resto sirve para pagar las obras caritativas y las personas necesitadas.

En la actualidad las cervezas Trapenses son de las más apreciadas en el mundo. Con la misma suerte corren las cervezas de Abadía que se fabrican con base en recetas desarrolladas en conventos y abadías europeos. Todas ellas representan una industria millonaria que mantiene viva la estrecha relación entre la iglesia católica y la cerveza. No olvidemos que incluso el Papa tiene su cerveza oficial: la Papst-Bier en cuya etiqueta aparece la foto del mismísimo Papa Bendicto XVI y un dibujo de su casa natal.

6a00d8341bfb1653ef01543826cb56970c-500wi

No queda todavía muy claro si la cerveza ha contado siempre con la venia de la institución eclesiástica. Durante la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX fueron editados por clérigos de todo el mundo muchos volúmenes que trataban de dilucidar si tomar cerveza era adecuado para las almas cristianas. Este tema ha sido una disputa de intensos debates.. Lo que sí queda claro es que el gran apego a la cerveza de los monjes y cofrades cristianos durante la edad media fue definitivo en la divulgación de esta bebida entre los habitantes de Europa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s